¿Qué es la dureza del agua?

Antes de comenzar con este artículo, debemos conocer cuál es la dureza del agua, ya que se trata de la concentración de compuestos minerales en una determinada cantidad de agua, principalmente se refiere a las sales de magnesio y calcio. Dicho esto, el agua conocida como “dura” es la que tiene una alta concentración de estos minerales, por el contrario, el agua “blanda” es la que tiene una baja concentración.

Tipos de dureza del agua

Los tipos de dureza existentes se clasifican en cinco modalidades o categorías:

  • Agua blandas: Tienen una concentración de menos de 150 mg / l de carbonato cálcico (0 – 15 ° F).
  • Agua semi blandas: Tienen una concentración entre 150 – 200 mg / l de carbonato cálcico, (15 – 20 ° F).
  • Agua duras: Tienen una concentración de entre 200 y 400 mg / l de carbonato cálcico, (20 – 40 ° F).
  • Aguas muy duras: Tienen una concentración entre 400 y 550 mg / l de carbonato de cálcio, (40 – 55 ° F).
  • Aguas extremadamente duras: tienen una concentración superior a 550 mg / l de carbonato de cálcico, (más de 55 ° F)

¿Cómo reducir la dureza del agua?

Cuando se trata de reducir la dureza del agua, existen varios tratamientos. De todos ellos, desde Fuente de Vida y Salud queremos destacar dos, que en general son los más elegidos por las personas que nos contactan para reducir la dureza del agua en sus hogares.

Bueno, estos tratamientos implican el uso de un descalcificador de agua o un sistema de ósmosis doméstico. Con ambos sistemas, la dureza del agua se puede reducir significativamente y esto también ofrece grandes beneficios a quienes los utilizan en la vida diaria. Pues bien, mediante el uso de sistemas de ósmosis inversa en el hogar, pueden alargar la vida útil de sus aparatos, porque el agua que utilizan estará libre de cal y otros contaminantes que también estropean la ropa con él tiempo. Es exactamente lo mismo con un descalcificador, por lo que elegir un tratamiento u otro dependerá de nuestras necesidades.

¿Cómo puede afectar esto a la dureza del agua?

Hace un tiempo escribimos un artículo sobre cómo nos puede afectar la dureza del agua a la hora de cocinar y otro sobre la Dermatitis atópica y la dureza del agua. Ambos son muy interesantes y te ayudarán a conocer con más detalle qué es el agua dura y cómo puede afectar tu piel y tu cocina.

La dureza del agua puede afectar nuestro bienestar, así como nuestra salud. Es muy importante que el agua potable sea de buena calidad. Si crees que el nivel de dureza del agua en tu hogar es muy alto y quieres reducirlo, contacta con nuestros expertos. Te asesorarán en todo lo que necesites y te informarán de los sistemas que mejor se adaptan a tus necesidades y objetivos.