Cada vez más son las viviendas y hogares que optan por la instalación de un descalcificador para la mejora de la calidad de agua que llega hasta los grifos. Así que, si estás pensando en adquirir uno, pero todavía no sabes qué beneficios te otorga y qué aspectos tener en cuenta, en este artículo te describimos algunos elementos que te van a ayudar a elegir un descalcificador doméstico

¿Cómo funciona los descalcificadores?

En realidad, todos los descalcificadores funcionan del mismo modo y lo hacen a través de un proceso denominado intercambio de iones. Los descalcificadores funcionan a través de resinas intercambiadoras de iones de sodio de tipo catiónico, es decir, que están cargadas negativamente, de tal modo que logran atraer a los iones positivos como en nuestro caso, los iones de calcio y magnesio responsables de la cal sin obviamente alterar el agua potable. Si buscas un equipo de agua para consumo de calidad te dejamos este enlace acerca de los beneficios del agua osmotizada.

Beneficios de un descalcificador doméstico

Un descalcificador no es más que como dice su nombre un aparato que elimina el exceso de sales de magnesio y calcio que tiene el agua. El descalcificador de agua para el hogar marca un antes y un después en el bienestar de todos los que habitan con nosotros. Este es uno de los productos que, tras instalarlos, ya resulta difícil vivir sin él por la serie de beneficios que te otorga y alguno de ellos son:

  1. Ahorro de energía que se nota en la factura del agua.
  2. Disminución en el consumo de jabón de aparatos como el lavavajillas o la lavadora.
  3. Maximización de la salud de quienes lo tienen en su vivienda.
  4. Mejora en la calidad del agua dura que llega hasta el grifo.
  5. Alargamiento de la vida útil de los electrodomésticos.
  6. Mejora del bienestar y el confort.

Tipos de descalcificadores

Lo que marca la diferencia entre los distintos modelos existentes de descalcificadores es el sistema de regeneración que lleva cada equipo. En base a esto, vamos a hablar de tres tipos de descalcificador:

Descalcificador volumétrico de agua

Este dispositivo es el único que elimina por completo la cal que contiene el agua transformando así el agua dura en agua suave. El descalcificador volumétrico de agua elimina la cal del agua mediante las resinas de intercambio iónico. Contiene también una válvula volumétrica con un sistema de retardo que ayuda a ahorrar tanto el agua como la sal. Aparte de eso, viene con una opción de modo vacaciones que permite que se ponga en marcha solo cuando nos encontremos fuera de casa y de esa manera, el sistema sigue trabajando, pero solo para realizar pequeños lavados sin la necesidad de realizar consumos de sal.

Descalcificador de bajo consumo

Este tipo de descalcificador es sin duda el más eficiente del mercado ya que realiza una estadística del consumo que se hace en la vivienda adaptando los consumos de sal y agua en función de la cantidad de resina que se agote. Posee una capacidad de trabajo que varía automáticamente en función de la instalación para así minimizar el consumo de regenerantes.

El descalcificador de bajo consumo solo va a realizar la regeneración en el caso de que compruebe que no tiene suficiente agua para todo el día. De este modo solo lo va a realizar cuando sea estrictamente necesario y de ahí el ahorro de consumo de donde viene su nombre.

Descalcificador hidráulico

Este sistema genera en función del volumen de agua que circula y lo hace cuando se vea agotada la resina sin tener en cuenta la hora del día en la que nos encontremos.  El descalcificador hidráulico funciona gracias a un sistema compacto entre la botella que contiene la resina y el tanque de salmuera. Son de tamaño pequeño, lo que lo hace bastante interesante para el uso doméstico. Su principal ventaja es que no necesita conexión eléctrica y que puede ser instalado casi en cualquier lugar y además son muy eficientes por su bajo consumo de agua y sal.

Aspectos a tener en cuenta a elegir un descalcificador doméstico

Si has llegado hasta aquí es porque estás convencido de la instalación de un descalcificador de agua en tu hogar, en tu empresa, negocio u organización y para ellos, es necesario que tengas en cuenta una serie de aspectos para elegir uno.

Por lo general, existen tres aspectos a tener en cuenta para elegir un descalcificador doméstico y son los siguientes:

1.    El lugar de residencia

Se debe tener en cuenta dos elementos en relación al espacio físico en que vayamos a instalar el descalcificador y esos son el caudal y la presión de agua. Es más que obvio que la presión del agua que llega al grifo de un bajo de un edificio no sea la misma que llega al último piso del mismo. En lo que se refiere al caudal, se tiene que tener en cuenta el diámetro de las tuberías.

2.    La dureza del agua

Este es el dato más importante a tener en cuenta. Por si no lo sabes todavía, se denomina agua dura a aquella que contiene una alta concentración de minerales, sobre todo, de calcio y sales de magnesio. Por lo tanto, a la hora de elegir un descalcificador es crucial que se sepa cuál es el nivel de dureza tiene el agua de tu zona, lo que por supuesto, va a determinar que se necesite más o menos la cantidad de resina para conseguir eliminar la cal del agua.

Existen algunos métodos para analizar la dureza del agua de su vivienda como es el caso del analizador de cal. Por lo tanto, si se quiere mejorar la calidad de vida en el hogar e incrementar la salud del agua que consumimos, elegir un descalcificador es una tarea importante.

3.    El número de personas que habitan en la vivienda

Como hemos mencionado en el apartado de los beneficios, el número de personas que residen en una vivienda es un punto importante tener en cuenta ya que la instalación de un descalcificador doméstico es una ventaja principal a la hora de ahorrar de manera diaria en la factura.  Así que, en función de cuántas personas residan en una vivienda, el consumo diario.

En resumidas cuentas, instalar un descalcificador doméstico además de mejorar el bienestar y el confort, maximiza la salud de quienes habitan en esa vivienda. Por lo tanto, si quieres mejorar tu salud y la de tu familia, es necesario que elijas un descalcificador atendiendo a todo lo que se ha mencionado en este artículo.

osmosis-agua-de-calidad